PENSAMIENTOS SOBRE LA ENSEÑANZA

He pasado los últimos seis años enseñando las técnicas de danza Flying Low y Passing Through. He enseñado en Madrid y Barcelona en España, e internacionalmente en Eslovenia, Austria, Islandia, Francia y Estados Unidos. A veces enseño junto a otros compañeros del 50collective. 

Aprendí estas técnicas de David Zambrano durante el taller intensivo "50 Days in Costa Rica" en 2010. Durante tres meses, 50 bailarines de 29 países, estudiamos juntos y practicamos passing through en el estudio de danza, en el hostal y camino a las playas. Aprendimos que la danza siempre es una actividad colectiva, incluso cuando bailamos solos. Aprendimos que entrar y salir del suelo es tan fácil como nadar; que tenemos cuerpos tridimensionales y podemos bailar desde ese conocimiento; que nuestros pensamientos, nuestro pasado y nuestro deseo están en la habitación con nosotros y que podemos jugar con ellos en nuestra danza. Y sobre todo aprendimos a tomar decisiones instantáneas colectivamente, siendo coreógrafos y bailarines de nuestra improvisación en cada momento de la performance. 

Sigo aprendiendo y re-descubro todos estos aspectos cuando enseño. Con cada grupo de estudiantes se siente nuevo, fresco y con infinitas "esquinas" recónditas, aunque solo nos movamos en curvas...

La filosofía detrás de estas técnicas es lo que me mantiene interesada en la enseñanza del movimiento como un medio para concetar con lo racional, lo emocional y lo físico al mismo tiempo. Es también lo que me mantiene interesada en la danza como acto performativo: una actividad enérgica que te hace viajar "del Cielo al Infierno" como lo diría Zambrano.